NUEVO TELETRABAJO

NUEVO TELETRABAJO

por admin

Seamos claros para fijar el debate en el punto adecuado:

  • Sin teletrabajo Orange se hubiera ido a pique en esta crisis.
  • Quienes decían que no era posible teletrabajar más de 1 día han sido superados por la realidad.
  • El teletrabajo se ha reivindicado no solo como medida de conciliación sino como la mejor medida de protección de la salud en esta crisis.

 

Para UGT el debate ya no es “queremos más teletrabajo”, eso ya está superado. El debate ahora es implantar el teletrabajo como la norma y que la presencia en la oficina sea lo excepcional.

Y lo que venimos reclamando desde 2010: compensación de los gastos en nuestras casas (línea de datos, energía, mobiliario …) que representan una mínima parte de lo que se ahorran las empresas a no pagar alquileres, suministros, energía …

Esto implica un nuevo acuerdo para adaptarse a la “nueva normalidad”. Y como siempre UGT lidera la propuesta y se ofrece a un gran pacto en este sentido.

Somos el sindicato que ha apostado claramente por el teletrabajo como norma general, y que ir a la oficina sea lo excepcional. No nos limitamos a pedir 1 día más o a decir que no se puede.

No podemos estar manteniendo la empresa a flote a base de teletrabajo para que luego no hayamos aprendido nada y volvamos a lo de siempre. El teletrabajo 100% no puede ser sólo para beneficiar a la empresa cuando hay problemas, nosotros también lo demandamos.

La pandemia ha generado una perspectiva distinta sobre el teletrabajo, hasta su irrupción era una demanda sindical como medida de conciliación de la vida personal, laboral y familiar, frente a la reticencia de las empresas para su implantación, influidas por una cultura “presencial” tradicional.

Pero la situación ha cambiado notable y radicalmente este escenario, en cuanto que el teletrabajo se ha impuesto a una gran mayoría de personas trabajadoras, con o sin su consentimiento, en respuesta a la necesidad de proporcionar una respuesta urgente a la pandemia, de forma que las empresas han visto modificada su visión sobre esta manera de trabajar, asumiendo sus ventajas y valorando su indudable capacidad para contribuir a solucionar los retos de la nueva realidad laboral.

Se ha establecido un cambio de paradigma respecto al teletrabajo anterior a la pandemia y el surgido de la crisis, tanto por el aumento exponencial del número de personas susceptibles de teletrabajar, como por el reconocimiento de las empresas de la valía y utilidad de esta modalidad de prestación laboral, y por la evidencia de que el teletrabajo proporciona la respuesta más adecuada y eficaz a la nueva situación lo que, a nuestro entender, obliga a una optimización sindical de los acuerdos que hasta la fecha han regulado el teletrabajo, en tanto que se establecieron para una realidad anterior, en unas condiciones de crecimiento paulatino y pautado de dicha prestación, supeditada a la mayoritaria actividad presencial, frente a la actual realidad, que ha demostrado, como la propia empresa reconoce, que prácticamente todas las actividades son teletrabajables, salvo algunas muy específicas.

UGT está negociando con el Gobierno una normativa que regule este nuevo escenario, pero ofrecemos a Orange la posibilidad de liderar los cambios y de sentar las bases del nuevo teletrabajo, de liderar y marcar el camino. De ser referencia.